¿Es un tweet, es un email? No: ¡Es un billete enfurecido!

(ESPAÑA) – “Billete Enfurecido” es el nombre de una iniciativa de cinco alumnos de la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad de Málaga. El objetivo es recuperar una costumbre milenaria para ayudar a que la gente escriba un mensaje destinado a los políticos y banqueros.

Billete enfurecido

Imagen presentación del sitio web.

Por Marcos Montenero

Publicado en Primer Brief

Con el lema “Estampa tu mensaje en un billete. Le acabará llegando a un político o banquero”, cinco alumnos de la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad de Málaga crearon una especie de red social con un elemento que se utiliza cotidianamente: el billete. La iniciativa es parte de un trabajo para la materia Tecnología Aplicada a la Publicidad y, además de ser elogiado por sus docentes, ha tenido una buena llegada al público gracias a su sitio web, sus perfiles en Twitter y Facebook y la cobertura que han hecho de ella los medios españoles.

Billete enfurecido español

Un “billete enfurecido” español: “Los políticos son capaces de prometer un puente donde no hay río. Y además construirlo”.

No es nada nuevo ver un billete con una frase escrita, una plegaria e incluso un dibujo (sobre todo en la Argentina), pero este proyecto se propone crear una plataforma para vehiculizar la indignación y la creatividad de los ciudadanos como forma de protesta ante las desigualdades sociales y el “establishment” político y financiero, según explican sus creadores.

Ahora bien, habiendo tantos medios al alcance del público ¿por qué estampar una protesta en un billete? Simple: el dinero circula y en algún momento les llegará a los más poderosos. Esa es la premisa que explican los creadores de esta plataforma en su sitio web. ¿Es legal hacer algo semejante? Sí, y los alumnos se informaron legalmente al respecto.

Según el artículo 3.3 del Boletín Oficial del Estado acerca de la decisión del Banco Central Europeo sobre las denominaciones, especificaciones, reproducción, canje y retirada de los billetes en euros, dice: “(…) En principio no se considerarán intencionadamente deteriorados los billetes que lo estén en menor medida, por ejemplo, por presentar anotaciones, números o frases cortas”. Sabiendo esto, entonces, no hay excusas para no dejar un mensaje personalizado destinado a los políticos y banqueros.

Billete enfurecido mexicano

Un “billete enfurecido” mexicano: “En las próximas elecciones votá por Alí Babá… Al menos estarás seguro (de) que sólo serán 40 los ladrones… EPN Traidor a la patria”.

¿Billete Enfurecido tendrá éxito en el mundo? En México hay una protesta con el hashtag #DecoraTuBillete y/o #DaleValorATuBillete: una iniciativa similar a la de España. Y en el sitio web español aparece un billete argentino con una leyenda, pero por lo que sabemos hasta ahora, esta forma de protesta no ha llegado a la Argentina aún.

Billete enfurecido argentino

Un “billete enfurecido” argentino: “Los argentinos tenemos agrotóxicos en la sangre. Informate”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.